Ciencia nuclear


https://i2.wp.com/26.media.tumblr.com/tumblr_ljh35czCA91qcnn8do1_400.jpg

La liberación de una pequeña parte de la energía almacenada en el interior de los átomos puede tener consecuencias devastadadoras, aunque también puede utilizarse como fuente de energía.

Cuando se descubrió una clase de elementos químicos que se descomponían espontáneamente para liberar energía y radiación, apareció una nueva rama de la ciencia que fue cobrando relevancia a lo largo del siglo XX . Antes, los científicos habían dilucidado que los materiales estaban compuestos de átomos, pero creían que estos átomos eran inmodificables. En ese momento observaron que, en determinadas circunstancias, algunos sí podían sufrir modificaciones.

Ya en 1934 el físico italiano Enrico Fermi (1901 – 1954) había demostrado que los neutrones podían dividir varios tipos distintos de átomos, pero creían que estos átomos eran inmodificables. Sin embargo, los resultados que obtuvo le desconcertaron, pues averiguó que si se sumaba la masa de los elementos resultantes, el material que se obtenía, era mucho más ligero que el original. En 1938 los científicos alemanes Otto Hahn (1879 – 1968) y Fritz Strassman (1902 – 1980) alcanzaron resultados similares.

La combinación del hecho de que la Segunda Guerra Mundial obligara a todos estos científicos a trabajar en EE UU y la famosa ecuación de Einstein E = mc^2, desencadenó el avance siguiente. La ecuación de Einstein demostraba que la masa podía desaparecer siempre que liberaba energía. En este contexto llegó también a EE UU Niels Böhr (1885 – 1962) y se unió a un grupo activo de científicos que se encontraba debatiendo sobre la posibilidad de crear una reacción en cadena sostenible en a que la energía liberada por la división del átomo pudiera emplearse para dividir otros átomos, y así de forma consecutiva.

Durante la mañana del 2 de diciembre de 1942, este grupo de científicos, encabezado por Fermi, se reunió en una pista de squash del estadio de deportes de la Universidad de Chicago. En la cancha habían construido una pila cúbica de grafito y uranio con una serie de varillas que la atravesaban. Se incluyó cadmio porque absorbía neutrones. Los científicos comenzaron a extraer lentamente las varillas de cadmio y a supervisar la temperatura de la pila. A las 3:25 de la tarde la temperatura de la pila se incrementó y dejaron que las varillas volvieran a su posición inicial. Habían iniciado una reacción nuclear auto sostenida y el mundo había entrado en la era nuclear.

Los primeros usos que se dio a esta tecnología fueron militares, con el bombardeo de las ciudades japonesas Hiroshima y Nagasaki. El 20 de diciembre de 1951, en Idaho, la primera central nuclear comenzó a generar energía eléctrica y, desde entonces no han dejado de construirse reactores nucleares por todo el mundo.

El debate gira ahora en torno a si debemos seguir utilizando la energía nuclear en la producción de electricidad. Tiene una gran ventaja, y es que no produce dióxido de carbono ni ningún otro residual que contribuya al cambio climático, pero también el inconveniente de generar pequeños volúmenes de residuos que emitirán radiación durante siglos.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: