Friedrich Bessel


Nació en 1784 en Minden, Bradenburgo (actual Alemania), con respecto a su educación, abandonó la escuela a los 14 años, su principal logro es que registro 50.000 estrellas, murió en 1846. en Königsberg, en Prusia (actual Kalningrado, Rusia).

El interés por los países con los que su empresa tenía relaciones comerciales llevó a Bessel a reflexionar sobre el modo en que un barco encontraba su ruta en el mar. El siguiente paso a estas cavilaciones fue un auténtico interés por la astronomía y las matemáticas.

En 1806 Bessel escribió un artículo sobre el cometa Halley en el que calculaba su órbita a partir de las observaciones realizadas por Thomas Harriot (1560 – 1621) en 1607. Envió su artículo al experto más destacado en cometas, Heinrich Olbers (1560 – 1621) en 1607, quién le pidió que siguiera realizando sus observaciones y le instó a convertirse en astrónomo profesional. Su respuesta consistió en estudiar los mecanismos celestes, primero en el Observatorio Lilienthal cerca de Bremen y después en el recién construído Observatorio de Königsberg, donde permaneció durante el resto de su vida.

Fue en Köningsberg donde Bessel determinó las posiciones y los movimientos relativos de más de 50.000 estrellas. Su punto de partida fueron los datos del astrónomo real inglés James Bradley (1963 – 1762), y este trabajo dio como resultado un sistema de predicción de las posiciones relativas de las estrellas y los planetas. Bessel fue uno de los primeros astrónomos en exponer la importancia de averiguar el número de errores que surgían al realizar las mediciones. Al desvelar todos los ellores que podían generar sus instrumentos, obtuvo resultados mucho más exactos.

Con la eliminación de todas las fuentes de errores (ópticos, mecánicos y meterológicos), Bessel obtuvo resultados astronómicos de una asombrosa delicadeza de los que se pudieron extraer muchísimos datos nuevos.

En 1830 publicó datos que desvelaban las posiciones de treinta y ocho estrellas durante un período de 100 años, entre 1750 y 1850. Descubrió que dps estrellas, Sirio y Procyon, se desplazaban sin rumbo fijo y dedujo que esta variación en su movimiento debía de estar provocada por el tirón de estrellas que orbitaban a su alrededor. En 1841 anunció que Sirio contaba con un acompañante, y se convirtió  por ello en la primera persona en predecir la existencia de las conocidas estrellas negras. Diez años después se calculó la órbita de la estrella acompañante y los astrónomos finalmente consiguieron divisarla en 1862, dieciséis años después de la muerte de Bessel.

También calculó un método de análisis matemático que recoge lo que actualmente se conoce como función de Bessel y que le ayudó a analizar el modo en que las fuerzas gravitatorias de tres objetos interactúan entre sí mientras se desplazan.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: